Perfil de los profesionales de los medios de comunicación de la Región de Murcia

Jueves, 03 de Noviembre de 2011 12:10 administrador
Imprimir PDF

En la Región de Murcia trabajan unos 2.000 profesionales en el sector de los medios de comunicación. Las Asociaciones de la Prensa y de Radio y Televisión y el sindicato UGT han realizado un análisis exhaustivo de la percepción de los riesgos laborales, y de los riesgos mismos, que existen dentro de este ámbito. Como marco teórico de trabajo nos hemos acercado a la realidad de unos profesionales que en lo primero que se distinguen es por su juventud, al igual que por la paridad, al menos en cuanto a número, entre hombres y mujeres. Miramos un poco más allá.

La mayoría de las personas que trabajan en los medios de comunicación en la Región de Murcia tienen un nivel de formación bastante alto, destacando numéricamente profesionales con licenciatura universitaria o que han cursado los ciclos superiores y medios de formación profesional. [P1]. El género entre profesionales está casi equiparado: 44% son mujeres y 56% son hombres. [P2]. Las plantillas están formadas en su mayoría por gente muy joven: las personas de 20 a 30 años forman casi una tercera parte del total, el 29,1%; las de 31 a 40 años el 14,3%, las de 41 a 50 años el 13,1% y las que superan esta edad el 3,4%. [P3]. La media de edad es de 34 años.
Una gran parte de los profesionales tiene bastante experiencia de trabajo en los medios, la mayoría (61%) declara estar más de cinco años trabajando en este sector y una cuarta parte más de un año. [P11]. Unos periodos parecidos de tiempo llevan trabajando en la misma empresa estas personas: el 46% lo hace ya más de cinco años, el 24% de 6 meses a un año. [P10]. La experiencia es un valor positivo a la hora de prevenir riesgos laborales.
Características de los puestos de trabajo
En los medios de comunicación de masas, genéricamente, debemos diferenciar tres grandes grupos de puestos de trabajo, especialmente al tratarse de evaluar los riesgos laborales a los que se exponen: tenemos el empleo que requiere un mayor esfuerzo físico y, además, está en contacto con objetos móviles, en altura, de alto voltaje… que sería el de cámaras, reporteros gráficos y trabajos técnicos; hay un segundo grupo no tan expuesto directamente pero sí de forma indirecta, pues se mueve entre elementos con cierta carga de riesgo, aunque no sea la persona que los maneja, y aquí podríamos añadir a las personas que por motivos laborales se desplazan continuamente y tienen más probabilidades de sufrir accidentes de tráfico. Finalmente, un tercer grupo en el que el esfuerzo físico no es lo más importante, y que paradójicamente sufre dolencias causadas por falta de movimiento y por posturas sedentes inadecuadas.
En los resultados de la encuesta se ha dado una cifra de 344 puestos de trabajo para 237 personas entrevistadas. Es decir, las personas que han contestado el cuestionario desempeñan una media de 1,5 puestos de trabajo distintos por término medio, y no todos están relacionados pues en [P25] cerca de la mitad afirma que realiza tareas que no son propias de su trabajo.
Entre los puestos de trabajo destacan numéricamente los dedicados a la información (27,0%), la redacción (19,5%), y la locución (16,6%). Técnicos y técnicas de sonido forman el 7,3% y el 6,4% el grupo del resto de técnicos y técnicas; publicistas (3,8%), reporteros y reporteras gráficos (3,5%), tareas administrativas (2,6%), documentalistas (2,6%), comerciales, ( 2,0%) [P6.0].
Las tareas diarias consisten en la realización de programas en directo y en diferido, presentar informativos, emisión y retransmisión, producción, montaje, documentación, redacción de guiones, trabajos técnicos y de operadores. [P20]. Los cargos desempeñados son en mayor medida de operarios y operarias (65%), disponiendo de un 26% de responsables y un 7% de personal directivo. [P7].
Las tareas se realizan tanto en el interior de los centros de trabajo. El 59% de las y los trabajadores compagina ambos entornos mientras que un 38% trabaja siempre dentro de la empresa y un 3% siempre fuera. [P18].
Contratos y jornada laboral
La gran mayoría de los contratos de trabajo se realizan con la empresa titular y sólo un dos por ciento trabaja en una empresa subcontratada. [P4]. El 63% ha firmado por tiempo indefinido, un 19% tiene un contrato temporal. El 16% lo tiene como becario o becaria, en prácticas o de colaboración. [P9].
La jornada laboral partida es la más común en este sector (50%). La jornada continua se da en un 34% de los casos, normalmente en turno de mañana y un 9% hace turnos de forma habitual. [P21]. A la semana, hay un 15% de personas que trabaja menos de 30 horas, el 24% 35 horas, el 38% 40 horas y el 17%, 45 horas o más a la semana. El número de horas trabajadas a la semana coincide por lo común con las expuestas en el contrato, pero hay una cuarta parte de los trabajadores y trabajadoras que asegura trabajar más horas de las firmadas y sin remunerar. [P24].
La mayoría trabaja de lunes a viernes únicamente, pero hay un grupo importante, (32%) que trabaja fines de semana y festivos, bien de forma exclusiva, bien de forma alterna, [P23], que se distribuye de esta forma: el 70% trabaja habitual u ocasionalmente los sábados, domingos y festivos mientras que el 30% lo hace rara vez o ninguna. [P66].
El tiempo medio que se tarda en llegar al trabajo es de unos 22 minutos por término medio, aunque hay personas que llegan en 15 minutos o menos (38%) y otras que tardan media hora o más (27%). [P63].
Horarios y jornadas laborales de hacen un poco cuesta arriba para estas personas. El 32% afirma que afecta negativamente a sus relaciones familiares y una cifra parecida, el 38%, piensa que no se adaptan bien a sus compromisos sociales y familiares. En contraposición, hay a quien el horario no le molesta para sus relaciones familiares y que se adapta bien a sus compromisos: 67% y el 61% opinan así, respectivamente. [P64 y P66].
Satisfacción y percepciones sobre el puesto de trabajo
En general, parece que los y las profesionales están satisfechos con el trabajo que realizan: así lo afirma el 70% de las personas encuestadas, frente a un 4% que no lo está. Sin embargo el 25% opina que ahora siente menos satisfacción que cuando empezó a trabajar. [P60]. Poco más de la mitad considera que disfruta de un buen puesto de trabajo (59%) mientras que un 22% se conforma con el que tiene. Hay un grupo, (17%) que considera tener un puesto excelente frente a un 1% que lo considera malo. [P16].
El grado de satisfacción personal con respecto a la empresa es medianamente positivo: para el 50% es bueno, frente al 5%, que lo considera bajo [P17].
De su trabajo, la mayoría cambiaría su salario y condiciones laborales, un 44% aumentaría la plantilla o reduciría la carga de trabajo. El cambio en el método de trabajo o la organización les resultaría conveniente a un 34% de las personas encuestadas. Un pequeño porcentaje (4%), no cambiaría nada. [P59].
El grado de autonomía del que disponen los y las profesionales es total para un 21% de ellos. El 78% opina que la toma de decisiones acerca de su trabajo depende de distintos factores: de los superiores y las normas, del tiempo o espacio que se les otorgue, de la ideología de la empresa o de las circunstancias medioambientales o sonoras. [P15].
Sin duda hay muchos datos que perfilar y por interpretar, amén de consideraciones que nos faltan en un sector que hasta ahora ha tenido muy pocos estudios y escasas aproximaciones en los planos teórico-prácticos. Es, pues, un primer banderín de enganche para ulteriores investigaciones. Así sea.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Última actualización el Viernes, 18 de Septiembre de 2015 12:05